Meditación Urbana
December 7, 2015
Job hunting: What game are you really playing?
January 3, 2016
Ver todo

Beber una botella de agua helada se convierte en una experiencia casi extrasensorial y de profundo placer antes o después de correr una hora por el parque?

Acostarnos a descansar en nuestra cama se transforma en un momento de éxtasis y confort máximo antes o después de un día de 13 horas de trabajo en la oficina?

Te propongo un ejercicio de imaginación.
Imagínate que tuvieras un “superpoder” como el de los superhéroes y que fuera que tan sólo con pedirlo mentalmente cualquier cosa del mundo que tú quieras se te concedería. Cualquier cosa! Puede ser material, espiritual, física. Lo que sea. Todo estaría a tu alcance con tan solo pensarlo.
Si realmente estás haciendo el ejercicio mental conmigo podríamos coincidir en que tener este superpoder seria algo bastante bueno, no?

Sin embargo también apelaré a tu sinceridad y te preguntaré: No crees que luego de mucho tiempo de usar este superpoder para que todo esté tal y como lo quieres llegaría algún momento en el que la vida se tornaría previsible, controlada, monótona y hasta aburrida?

Desde este lugar parto para invitarte a reflexionar a cerca de cual creo yo es la verdadera razón de ser de las dificultades y lo que solemos llamar la “zona incomoda” en nuestra vida.
Como hemos visto es tan solo después de atravesar estos momentos de esfuerzo, incomodidad y dolor que el disfrutar se convierte en un placer mucho más sentido y profundo, cierto?
Ósea que según esta perspectiva podríamos decir que estos momentos son algo así como “la puerta” para tener acceso a una vida con placeres y momentos de disfrute mucho mas grandes, no?

Haría sentido según esta lógica entonces decir que hasta no sería conveniente esperar a que los problemas o las dificultades vengan a golpear a nuestra puerta sino que seria bueno salir a buscarlos, no?
Al fin de cuentas… Quien no quiere tener una vida con mas momentos de disfrute y placer?

Si esto que has leído ha hecho sentido para vos, me gustaría proponerte un ejercicio práctico. Por la próxima semana haz una lista donde anotes día a día todas las cosas “incomodas” o “desafiantes” que haz hecho. Puede ser ejercitar 5 minutos mas a lo que tenias previsto, leer el libro que estés estudiando por media hora mas cuando ya estés cansado o cualquier cosa que “Fisicamente” te coloque en un lugar de incomodidad.

Al finalizar la semana repasa todos y cada uno de los puntos que has anotado en tu lista y en los cuales te has “empujado” a la incomodidad.
Y fíjate si realmente no sientes que esta ha sido una semana en dónde has encontrado una versión un poquito mejor de ti mismo.